Tarjetas de presentación.

Diseño gráfico y diseño web
20 mayo, 2016
¿Papel brillante o mate?
23 mayo, 2016
Mostrar Todo

Aunque no lo creas, la tarjeta de presentación o tarjeta de visita es un elemento que puede ayudarte en la búsqueda de empleo. Suele creerse que la tarjeta de presentación o business card sólo vale para aquellos que trabajan en una empresa o son trabajadores freelance. Sin embargo, también puede resultar muy útiles a la hora de presentar un currículum o acudir a una entrevista de trabajo.

La tarjeta de presentación sirve para distinguirse y diferenciarse del resto de aspirantes a un puesto de trabajo. Puedes incluirla en el currículum (adjuntándola con un clip o alguna otra sujeción) de forma que llame la atención de la persona que realiza la selección, o bien utilizarla como un elemento creativo que aporte información a tu propia hoja de vida.

Tambien sii quieres dar a conocer tu negocio de una manera creativa y visual, la tarjeta de presentación es tu mejor opción. Diseñar una tarjeta de visita que actúe como carta de presentación y defina la imagen corporativa de tu empresa es lo más recomendable para llamar la atención de los posibles clientes y, lo más importante, que te recuerden.

Puede ser una herramienta muy útil que puede ayudarte a conseguir trabajo si la sabes utilizar bien. Hay una serie de elementos que nunca pueden faltar en la tarjeta de presentación: tu nombre y apellidos, tu cargo y tu empresa (si estás trabajando), el número de teléfono móvil y la dirección de correo electrónico.

Sin embargo, más allá de estos elementos básicos puedes utilizar la tarjeta de presentación para añadir información adicional que complete tu propio currículum (especialmente si se trata de una tarjeta a doble cara, ya que cuenta con el doble de espacio). Así, por ejemplo, puedes usar la tarjeta de visita para incluir:

  • La dirección de tu perfil de LinkedIn para que la persona que reciba tu tarjeta o tu currículum pueda conocer mejor tus logros o leer las recomendaciones que te han hecho.
  • La dirección de tu web personal (si la tienes). Muy útil, especialmente si la has pensado con fines profesionales.
  • Enlace a tu portafolio profesional (si lo tienes). Así podrás mostrar tus proyectos, tus diseños o tus artículos a tu potencial empleador.
  • Un código QR vinculado a cualquiera de las webs anteriores, para que puedan escanearlo con un samrtphone y acceder de forma rápida y directa.
  • Un pequeño resumen o listado de tus principales capacidades o habilidades (en la parte posterior)

En cualquier caso, es importante no saturar la tarjeta de presentación y dejar mucho espacio en blanco para que sea fácil de leer.

Con información web de Modocurriculum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *