¿ En que se diferencian la impresión offset de la Impresión digital?

La imprenta ha sido, sin duda, uno de los inventos que más ha revolucionado la historia de la humanidad
5 mayo, 2016
Publicidad atráves de un folleto.
20 mayo, 2016
Mostrar Todo

La impresión offset

Utiliza tinta líquida, planchas metálicas y una maquinaria compleja de engranajes y rodillos para la transmisión de la tinta al papel. Existen diferentes tipos de máquina en función del tamaño de papel que son capaces de pasar por ellas, cuanto más grande es el formato de la hoja de máquina, toda en sí aumenta proporcionalmente. Se siguen diversos procesos para poder llegar a imprimir el papel desde el diseño en el ordenador.

La impresión offset es capaz de reproducir miles y miles de copias relativamente en poco tiempo, con una mayor calidad (dependiendo de la trama utilizada) y con un menor impacto físico en el papel (lo daña menos porque no aplica calor, como en el caso de las tintas para digital de tóner).

Se realiza con maquinaria bastante grande, desde los CtP’s (máquina que filman las planchas) hasta las propias máquinas de impresión, por eso es una tecnología con unos costes de amortización elevados, siendo una tecnología cara para impresión de tiradas cortas (de poco ejemplares).

 

La imprenta digital

Existen básicamente dos tecnologías para las impresiones digitales, el inkjet (tinta líquida especial diferente a la de offset) y el tóner (partículas con pigmento). Estas máquinas utilizan las cargas eléctricas para depositar tanto el tóner como el inkjet en el papel. No necesitan planchas metálicas, pues tienen unidades de imagen fotoreceptoras. Son máquinas menos pesadas, más frágiles pero más baratas (excepto algunas de gama alta que se podrían asemejar bastante a la maquinaria de offset). Imprimen directamente del ordenador a la máquina, por ello hay una reducción de costes considerable.

La impresión digital, de forma general (existen diversos tipos de imprenta digital), se caracteriza precisamente por lo contrario en este aspecto, son máquinas más pequeñas, no precisan de planchas ni costes añadidos, pueden reproducir lo que han de imprimir directamente del ordenador a la máquina, aunque con velocidades significativamente inferiores a las de la impresión offset, y la calidad no llega a ser tan buena como lo pueda ser, por ejemplo, en una trama estocástica en offset.

Debido a que sus costes de arranque son inferiores, es la tecnología ideal para la impresión de tiradas cortas, precisamente donde el offset no es competitivo.

Con información Web de Cevagraf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *